Mesa de estación de verano

Al fin traigo un nuevo post 💃💃
Os enseño nuestra mesa de estación del verano, que tenemos desde principios de agosto montada (más vale tarde que nunca 😀)

¿Qué es una mesa de estación?

Las mesas de estación son un recurso de la pedagogía Waldorf que consiste en una mesa, estantería o rincón decorado con elementos/colores que corresponden a la estación en la que te encuentras.

¿Qué incluye?

En las mesas de estación Waldorf se ponen telas con los colores que identifican la estación como fondo; elementos que podemos encontrar en la naturaleza en esa estación, idealmente que encontremos con el peque en nuestros paseos (frutos, arena, ramas, hojas, flores…); figuras que representan la época del año o festividades que en ella se producen (conejo de Pascua, hadas Waldorf de estación…)

¿Para qué?

Estas mesas de estación sirven para acercar al niño a los ritmos naturales del mundo, al paso del tiempo a lo largo del año y a los cambios que se van produciendo.

¿Qué hace una mesa de estación en un hogar más Montessori que Waldorf?

A pesar de las diferencias existentes entre ambas pedagogías, desde mi punto de vista la mesa de estación es un recurso muy interesante de la pedagogía Waldorf que se asemeja a Montessori porque acerca a los pequeños una realidad difícil de explicar con palabras haciéndola tangible y, por lo tanto, reconocible por los sentidos.
A continuación te cuento qué hemos incluido en nuestra mesa de estación, que no es puramente Waldorf, sino que se adapta más a lo que vivimos nosotros y a la pedagogía científica.

Nuestra mesa de estación

Esta es nuestra primera mesa de estación porque Laia ha empezado a interesarse por el paso del tiempo: se ha dado cuenta de que llueve poco, de que hace calor y le molesta la manga larga y los pies sudan en las botas de agua (las sigue llevando, antes muerta que sin botas)… Es el primer punto que nos distancia de la mesa Waldorf, que se pone por defecto, y en casa ha sido siguiendo los intereses de la niña.
  • En lugar de telas para el fondo, hemos puesto dos murales pintados con colores veraniegos (rojo, azul y amarillo) Para el de arriba le pedí que pintara el cielo y, para el de abajo, el mar. Sobre la mesa, un papel de regalo que envolvía un juguete que le regalaron a Laia a principios de verano. Como es azul y dorado, cuadra bien con el color de la playa.
  • También tenemos una playa hecha con arena decorativa y una bolsita de congelación con gomina, colorante, purpurina y peces y estrellas de papel celofán. En esta foto no se aprecian, pero están.

  •  Hay dos pececillos hechos con el tubo de dos rollos de papel y pintados con acuarela por Laia y un barquito de papel.

  •  Y aquí dos piedras de playa.

Como puedes ver todos los elementos de nuestra mesa de estación nos remiten al mar, y es que viviendo en una isla, nuestro verano incluye mucho mar.
No incluímos seres fantásticos tipo hadas porque no forman parte del mundo que observamos; no hay flores porque ahora mismo no tenemos en casa y hay muy pocas tipo silvestres cerca de casa; y la fruta nos la comemos, así que no es algo fijo ni frecuente en esta mesa 😂
Al ser una representación de la naturaleza, va cambiando, y hay días en que traemos alguna hoja o palito de la calle y se le añade y al cabo de unos días ella misma se aburre de él o lo incluye en algún juego y lo quita de la mesa. Por ejemplo, el domingo encontramos mientras paseábamos el fruto de un ciprés en el suelo y ahora está en la mesa.
Y tú, ¿tienes mesa de estación en casa? ¿Qué incluyes en ella? 
Un saludo y hasta el próximo post 😘

Manualidad: huevos de Pascua

Manos de bebé de 2 años decorando con rotuladores unos huevos de Pascua pintados con pintura de dedos

Lo prometido es deuda, así que aprovechando que se han dormido prontito los dos peques, comparto la experiencia de pintar huevos de Pascua con la mayor, de 28 meses. Espero conseguir publicarlo antes de que me pida resopón el peque y que me baste la batería del ordenador 😄

En este enlace explican de dónde viene la costumbre de regalar huevos en Pascua. Además, leí en algún sitio que esto de decorarlos se  inició para conservarlos cocidos y comerlos o regalarlos el día de Pascua. Los pintados eran los cocidos y así los distinguían de los todavía crudos.

Aprovechando la primavera y gracias al post de 60 actividades para hacer en primavera con los peques, del blog ¡Mecachis mamá! recordé haber hecho esta actividad en el colegio siendo muuuy pequeña, imagino que con unos cuatro años, y me hizo ilusión llevarla a cabo con la peque.

Es una manualidad para hacer en tres etapas: vaciado y limpieza de huevos, pintar el fondo, decorar. Continuar leyendo “Manualidad: huevos de Pascua”

Árbol navideño de papel paso a paso

¡Hola por fin! Mi intención era publicar este post el lunes 19 y, si todo va bien, saldrá hoy viernes. Este desfase es porque tengo una niña a una pierna pegada desde hace semana y media que ya no se contenta con sentarse encima para pintar, dejándome solo una mano para escribir, sino que ahora no aguanta ni 5 minutos el que esté su madre en el ordenador… Igual intuye que está al caer el hermano, o sus dos años, o el solsticio, o la última canción del cantante de moda que no le gusta… a saber… Para qué buscar culpables si esto solo se pasa con tiempo y paciencia 😅 Si alguna está igual, acabo de ver esto, de Míriam Tirado, que por lo menos recuerda que no somos las únicas… Aprovechando que ha habido mala noche y la peque duerme pero a mí la panzona no me deja seguir tumbada (son las 7 de la mañana), me pongo aquí y ya veremos si esta noche dormimos o nos vamos de juerga flamenca 💃

Siguiendo con la temática navideña, os traigo un DIY de un arbolito navideño que hemos hecho para decorar la ventana. Igual lo habéis visto en un vídeo de 5 Minute Crafts que ahora no soy capaz de localizar, así que pondré el paso a paso en fotos.

Material necesario

  • Hoja de papel. La nuestra verde y tamaño A4.
  • Tijeras.
  • Pegamento para papel.
  • Material para decorar el arbolito. Nosotras hemos utilizado gomets redondos y en forma de estrella, también podría hacerse con pinturas, limpiapipas, pasta… Imaginación al poder.

Destrezas que se trabajan

  • Observación. En los más pequeños la parte de preparar el árbol previa a la decoración corresponderá al adulto, así que ellos mirarán, preguntarán, y participarán según sus posibilidades.
  • Psicomotricidad fina.
  • Fuerza prensil de los dedos.
  • Pinza.
  • Creatividad.

Elaboración

  • Necesitamos un cuadrado de papel doblado por una de sus diagonales. Nosotras partíamos de una hoja DIN-A4 (un folio normal), por lo que empezamos consiguiendo nuestro cuadrado.

  • Este paso no es imprescindible, pero a mí me gusta más saber hasta dónde cortar, por ello marqué un margen de 1,5cm en el borde más largo del triángulo, donde está doblado. Luego lo modifiqué a 0,5cm porque quedaba demasiado ancho 😄
  • A continuación, cortamos en paralelo a uno de los lados cortos y hasta el margen si lo hemos marcado, una seria de tiras de aproximadamente 1cm de ancho.

  •  Una vez cortado, desplegamos y unimos las puntas del lado izquierdo con las del derecho como se ve en las siguientes imágenes ↓

 
 
  • Para que quedara más bonito, recorté un poco la punta superior:

  • Y a continuación, momento decorativos. Hay dos árboles, uno para mí y otro para la nena, que es más sencillo que entiendan lo que esperas que hagan si te ven hacerlo primero o a su lado.

  • Y aquí nuestros arbolitos ya colgados en la ventana pero con mala iluminación, se ve mejor en la primera foto.

Si alguien se anima a repetir manualidad en estos días de fiesta que vienen, estaremos encantados de recibirlas y, si queréis, hacemos un recopilatorio de manualidades navideñas.
Por cierto, termino el post a las 12 del mediodía porque a las 7.10 ya estaba despierta y con ganas de desayunar la muchachina, ha durado poco la primera sesión del día pero el post sale ya. ¡Lo conseguí! 😊👍💪.
Os esperamos por correo, en los comentarios y en redes sociales y, por si no me dieran las horas, ¡Feliz Navidad! 😘😘😘

Estrellas de 6 puntas para la ventana – Adviento 2016

Como decía un post atrás, este mes será un poco navideño ya que estamos aprovechando para hacer actividades de Adviento siguiendo, dentro de nuestras posibilidades, el calendario propuesto en el blog De mi Casa al Mundo, que además incluye un sorteo 😊. Podéis verlo aquí por si alguien más se apunta a participar.

Para el día 5 proponían hacer estrellas Waldorf para la ventana y nos animamos, pero en lugar de la de 8 puntas, hemos hecho la versión de 6 puntas que propuso el año pasado porque es más sencilla y facilita la participación de la peque.
Su tutorial es genial y está enlazado en el párrafo anterior, así que solo os pongo las fotos de cómo lo hicimos nosotras con las primeras dobleces marcadas, que yo soy muy cafre con esto de la papiroflexia y me suele ir bien verlas 😅.

La participación de la muchachita ha sido la siguiente:

  • Mirar mientras yo preparaba los triángulos.
  • Encolar para unirlos.
  • Amasar la pasta para colgarlas en la venta.
Con esta participación se trabaja lo siguiente:
  • Observación y capacidad de atención.
  • Psicomotricidad fina: fuerza prensil, coordinación ojo – mano.

 Y ahora nuestras fotitos del proceso:

Material: papel de colores, tijeras, pegamento, pasta o cinta adhesiva

Cuadrados de 9x9cm, son necesarios 2 por estrella

 
 
 
 
 
 
Turno de la Peque en su primera experiencia con el pegamento
Sorpresa de su madre con lo bien que lo utiliza 😂
 
 
Y hasta aquí nuestras estrellitas. Como siempre esperamos veros por aquí o en redes sociales.
Un abrazo 😘

    Listones rojos Montessori

    Hace un par de semanas comenté que tenía este post en proceso y por fin consigo publicarlo.
    Durante este mes de diciembre intentaré sacar algún post extra con lo que vayamos haciendo relacionado con las navidades.
    Yendo al tema que nos ocupa hoy, los listones rojos son un material sensorial Montessori que se presenta sobre los 3 – 4 años (podéis ver en esta web cómo se presentaría a un niño de esa edad) y está formado por 10 listones en madera de haya que van de 10cm a 100cm que sirven para trabajar la discriminación visual de longitud y, con ella, las matemáticas (longitud y sistema decimal) y el lenguaje.
    En caso de tener un niño que todavía no está preparado para trabajar con este material, sigue siendo posible utilizarlos pero con un objetivo más relacionado con la psicomotricidad gruesa y, de manera secundaria, con el lenguaje y la discriminación visual de tamaño.

    Listones rojos caseros

    Nuestros listones rojos los hicimos hace como un año para usarlos en mi lugar de trabajo. Todavía no existía el blog ni siquiera en mente, así que no tengo fotos del proceso, pero no tiene mucho secreto.
    Los hicimos con listón de pino (más barato, aunque menos resistente que la haya) de 2x2cm de ancho y de largo, en total necesitamos 5,5m, pero si necesitamos comprar varios listones porque sean de medida inferior, hay que hacer cálculo para obtener los diez listones (100cm, 90cm, 80cm, 70cm, 60cm, 50cm, 40cm, 30cm, 20cm y 10cm).
    Una vez cortados y lijados los pintamos con pintura acrílica al agua apta para uso escolar, dejar secar y listos para usar.
    En la web de Tigriteando hay un tutorial más detallado.

     

    Propuestas de trabajo con niños mayores

    En niños preparados para hacer la gradación completa de mayor a menor y una vez hayan conseguido hacerla repetidas veces (corresponde a la primera imagen), es posible ampliar el trabajo con otras propuestas:

    En caso de niños pequeños…

    Este es el resultado tras la presentación del material a nuestra peque. Queda bastante claro que no está preparada para el trabajo estándar con los listones.

    Pero si lo presentamos de otra manera, para trabajar la psicomotricidad gruesa y el equilibrio… Hasta la muñeca termina aprendiendo a saltar listones 😄

    También hemos trabajado los tamaños comparando y viendo cuál es más grande, o pidiéndole uno más grande o más pequeño que el que se le muestra.
    Y aquí va un pequeño vídeo tras el momento despiporre: tropezó varias veces intentando andar de lado y al intentar enderezar de nuevo las dos líneas de listones la cosa fue empeorando y terminó haciendo estas carreras, nivel doctorado en psicomotricidad gruesa y pura inspiración suya. Por mi parte, respetar el material no se limita a usarlo solo para lo que ha sido creado, sino a usarlo en todas las vertientes que a uno se le puedan ocurrir sin romperlo ni romper otras cosas, así que bienvenida la imaginación para usar materiales y a seguir al niño.

    Encantada de que hayáis llegado hasta el final del post y os espero en comentarios, en redes sociales (Facebook, Instagram y Pinterest) y nos hacéis felices infinito si os suscribís para recibir los post por email. Un abrazo y hasta el próximo.

    Inspiración Montessori 23 meses

    ¡Hola familia!

    La semana pasada no hubo post, teníamos que celebrar el segundo cumpleaños de la Pequeña Duende y el Garbancito en cocción no da mucha tregua, así que hay que cuidarse, priorizar y llegar a lo que se puede.
    La inspiración Montessori de este mes son dos actividades. En las fotos no aparece mi colaboradora y artista number one porque, aunque yo la veía preparada para ello, se frustró al segundo intento y no ha querido saber nada del material nuevo, así que está retirado hasta nuevo cambio. Lo comparto por si alguno de vuestros peques está en período sensible relacionado con emparejar iguales y/o reconocimiento de colores, y porque hay que ver los errores como una oportunidad de mejorar.

    Emparejando calcetines

    Puede parecer algo simplón, o incluso aburrido cuando hacemos la colada, pero el hacer grupos de iguales precede aprendizajes matemáticos más complejos y, tras un par de emparejamientos exitosos mientras doblábamos ropa, pensé que podía interesarle esta actividad que aparece en muchos blogs y recopilaciones de actividades.

    Material

    • 3 pares de calcetines diferentes.
    • Bandeja donde presentarlos.
    • 1 recipiente para poner los calcetines en busca de pareja.

    Destrezas que se trabajan

    • Correspondencia 1-1.
    • Emparejamiento de iguales.
    • Identificación de diferencias.
    • Coordinación mano-ojo.

    Como os comentaba al principio del post, una vez hecha la demostración, no mostró interés en la actividad, así que la hemos retirado.

     

    Tornillo – tuerca

    La Pequeña Duende identificaba y nombraba el color azul, como os comenté en este otro post, y empezó a nombrar el verde y el rojo, lo que me llevó a creer que podía interesarle emparejar por colores y, como todavía no tenemos hecha la caja de color, escogí los tornillos y tuercas y así aprovechábamos para trabajar el roscar.
    Los tornillos y tuercas son de un juego que le trajo las pasadas navidades el Tió (aquí explicación de qué es eso del Tió) en el que hay tuercas y tornillos de distintos colores, tamaños y formas. Os lo enlazo por si puede solucionar algún regalo navideño. En este caso cogí las hexagonales porque son las más grandes y fáciles de coger.

    Material

    • Tuercas y tornillos de distinto color.
    • Un recipiente para las tuercas y otro para los tornillos.
    • Bandeja para presentarlos.

    Destrezas que se trabajan

    • Emparejamiento por color.
    • Psicomotricidad fina: movimiento de enroscar, pinza.
    • Trabajo coordinado izquierda – derecha.
    • Coordinación mano – ojo.
    En este caso sí intento llevar a cabo la actividad y emparejaba bien los colores, incluso los nombraba (menos el amarillo), pero todavía le cuesta enroscar y terminó enfadándose, así que otra actividad guardada para el futuro y se convierte en urgente la elaboración de otros materiales para emparejar colores, que esa parte sí le gustó.
    Como siempre me despido hasta el próximo viernes, si Garbancito de la Mancha y Pequeño Duende lo permiten, y deseando haber ayudado por lo menos a una persona de las que me hayáis leído. Tanto si os ha sido útil como si no, estaré encantada de recibir vuestros comentarios y/o sugerencias aquí debajo, por correo electrónico o en redes sociales (nos podéis encontrar en Facebook, Instagram y Pinterest).
    Un abrazo y hasta el próximo post.

    Dibujo multicolor rascando en cera

    Nuestra pequeña duende está cerca de cumplir ya dos añazos y empieza a tener mucho interés por pintar, modelar con plastilina, usar tijeras… además de que ha aumentado su capacidad de concentración y, por lo tanto, es capaz de estar en una misma actividad más tiempo. Todo ello nos ha hecho pensar que era un buen momento para empezar a llevar a cabo actividades con un objetivo más estético y con mayor planificación, así que a partir de ahora también iremos compartiendo manualidades varias. Esperamos que os gusten 😉

    Dibujo multicolor rascando cera

    Recuerdo haber hecho esta actividad en el colegio con unos 6 o 7 años. Entonces la hicimos completa los alumnos, la preparación y el dibujo posterior, pero en el caso de bebés o niños muy pequeños, mejor que sea el adulto quien hace la preparación y ellos que dibujen libremente, es menos exigente y aumenta la sorpresa al descubrir los colores.

    Materiales: 

    • Trozo de papel.
    • Ceras de colores y cera negra (de las que pringan de toda la vida, por lo menos la negra). En lugar de cera negra para cubrir, puede utilizarse tinta china, pero es más delicado el raspado que hay que hacer para no romper el papel, y con 23 meses no vamos a andar con exigencias de este tipo.
    • Objeto del que hagan buen agarre con el que rascar la cera. Nosotros utilizamos una de las herramientas que tenemos para trabajar la plastilina.

    Destrezas que se trabajan

    • Pinza/agarre objeto pre-escritura.
    • Elaboración de  trazos.
    • Investigación/asombro/imaginación…

    Elaboración

    • Cubrimos el fondo del papel con las ceras de colores, cuantos más y más mezclados, mejor.
    • Cubrimos ese fondo de colores con la cera negra. Le di dos pasadas para que cubriera mejor, una con líneas verticales y otra horizontales.
    • Como la mejor forma de aprender es mirando, hice un pequeño cuadradito para enseñarle qué pretendía que hiciera con esa hoja negra y la espátula.
    • Enseñarle al pequeño cómo aparecen los colores al rascar con la herramienta y verlos disfrutar.
    Nuestra duendecilla en el primer momento cogió el papel con el cuadrado pequeño que utilizaba yo como muestra, pero luego se lanzó con su papel grande y no paraba de decir “Ooooh, un cuc” (Ooooh, un gusano) con cada línea que hacía, incluso se animó a nombrar el color azul cada vez que le aparecía (tenemos un cuento de Pocoyo y el color azul, así que ha sido el primero que ha aprendido a nombrar como “azú”).
      

    Inspiración Montessori exprés: 22 meses

    Estantería con materiales de inspiración Montessori para bebé de 22 meses

    Aquí traigo unas cuantas actividades de inspiración Montessori que hice para Laia cuando tenía unos 22 meses y se unieron, en el rincón de materiales que sale en la imagen de arriba, a las que teníamos hechas y que puedes ver en el post Inspiración Montessori exprés: 20 meses.

    Son materiales que generalmente podremos hacer con cosillas que tengamos en casa y son tan sencillos que no es necesario ni tener maña en los DIY. Continuar leyendo “Inspiración Montessori exprés: 22 meses”