Parir CON miedo (primera parte)

Selfie de la autora con la monitorización fetal.

Jamás había pensado que podría ir a parir con miedo.

La verdad es que desde pequeña he ido muchas veces al médico, me han hecho varias pruebas e intervenciones, soy sanitaria. Y nunca he ido con miedo al trato del personal hasta que mi tercer embarazo empezó en la Provincia de Albacete y terminó en la Región de Murcia. Fui a parir con miedo y, aunque todo fue bien, el buen recuerdo de mi tercer parto es gracias a mi marido, mi hijo y yo, mientras de los dos primeros tengo muy buen recuerdo también de quienes nos atendieron. Tan bueno que tras el segundo parto, además de cartita de agradecimiento, les regalamos un jamón al equipo de paritorio. Sí, a todos, matronas y sus residentes, TCAE, ginecólogo, anestesista y sus residentes.

Qué paso con el tercero…

Continuar leyendo «Parir CON miedo (primera parte)»

Por qué Waldorf no va con nosotros (Segunda parte)

hada Waldorf sujeta por mano de niña

La semana pasada publicaba la primera parte de este post. En ella conté el origen y algunas de las bases de la pedagogía Waldorf y por qué no encajan con nuestra manera de educar.

En el post de hoy puedes leer sobre algunos aspectos de la metodología de aprendizaje durante el primer y segundo septenio. He dejado fuera algunos aspectos como la euritmia y los rituales, entre otros, y me he centrado en aspectos más académicos.

Continuar leyendo «Por qué Waldorf no va con nosotros (Segunda parte)»

Por qué Waldorf no va con nosotros (Primera parte)

Caballo, cerdo y gato estilo Waldorf (tejidos y sin cara), arco iris de madera y 7 nins (6 de los colores del arco iris y el séptimo en color madera)

Cada vez es más frecuente oír hablar de «pedagogías alternativas» y, bajo ese paraguas, se engloba todo lo que salga de la forma clásica de libros-pupitres-maestro director. Se oyen palabras como Montessori, Waldorf, Pickler, proyectos, Reggio Emilia, rincones… y a veces todo parece lo mismo y demasiado… raro.

Si me lees o me sigues en redes desde hace un tiempo sabrás que somos muy de Montessori y crianza respetuosa en casa. Como muchas otras familias, lo somos desde antes de descubrir que tenía nombre eso de dar autonomía, voz y voto a los pequeños. Cuando descubrimos que podíamos formarnos e informarnos porque otros lo habían investigado antes, vimos el cielo abierto y nos colgamos la etiqueta con orgullo.

Ahora bien, esa etiqueta a veces es mal entendida. Es frecuente oir «Bueno, pero lo mismo da una que otra, todas estas pedagogías respetan el desarrollo del niño» Y no es así. Ni todas implican lo mismo a nivel de enseñanza, ni de respeto al desarrollo infantil, ni tienen la misma base científica. Y ahí es donde a mí me pica el «Montessori y Waldorf, tanto monta, monta tanto». No. No es así. Mis hijos no irán jamás a un centro Waldorf y tengo mis motivos fundamentados tanto en mi propia experiencia como tras haber leído sobre este método.

Antes de seguir, esto no es un ataque a nadie y me parece fantástico si alguien decide llevar a sus hijos a un centro Waldorf. Como reza el título del post, Waldorf no va con nosotros, pero si encaja en tu casa, maravilloso. Bendita diversidad que nos ha hecho llegar hasta aquí.

Continuar leyendo «Por qué Waldorf no va con nosotros (Primera parte)»

Montessori y fantasía de 0 a 6 años: qué hacemos en casa

Montessori y fantasía: Vista desde detrás, niña con diadema de unicornio, tutú y varita tocando libro de Elmer

Montessori y fantasía no van de la mano en los más pequeños. Es un tema, el de fantasía o realidad, que puede levantar pasiones. Hay acusaciones de robar la infancia, de mentirosos, de irresponsables, de creadores de traumas… Tanto por parte de quienes fomentan la fantasía como por parte de quienes no lo hacen.

Hoy te cuento qué hacemos nosotros, por qué y cuál es el punto de vista de la pedagogía Montessori.

El 3 de octubre estuvo en el podcast de Buenos días, Madresfera, Cristina Quiles, más conocida como La Quiles, hablando sobre su post «Cómo elegir buenos libros para niños» (post muy interesante, por cierto) y, en un momento dado, salió algo relacionado con la fantasía y la realidad.

Como en otras ocasiones, no pude resistirme y (saqué) (se me escapó) conté que el método Montessori no es partidario de fomentar la fantasía en menores de 6 años. Continuar leyendo «Montessori y fantasía de 0 a 6 años: qué hacemos en casa»