Zapatos, ¿qué le pongo a un bebé?

Cuando tenemos un bebé solemos tener bastante claro que necesitaremos bodis y pañales pero con los pies no sabemos muy bien qué hacer… Están los pijamas y pantalones con pies tapados, hasta ahí bien, pero ¿calcetines? ¿zapatos? ¿si nace en verano? ¿al ponerlo en el suelo? ¿y cuando empiece a andar? Hay una oferta tan variada y tantas opiniones…Si no tienes mucho tiempo y quieres una versión exprés de este post, he colgado en Youtube el directo que hice en Instagram el pasado 19 de febrero. Aquí me explayaré un poquitín más.

Ante todo hay que tener en cuenta que hablo de niños sin ningún tipo de afectación ni problema. En esos casos no siempre es válido lo que aquí explico.

Desarrollo normal del pie y del movimiento

Bebé tumbado

Nacemos con una capa de grasa en la zona de la planta del pie y con poca osificación, casi todo lo que en un futuro será hueso, es cartílago. La capa de grasa va modificándose y desaparece con el paso de los años, a la vez que se va formando al arco plantar, que es visible estando de pie en torno a los 6 años, pero igual que la osificación, no se completa su desarrollo hasta el final de la adolescencia.

Las plantas de los pies, al igual que las de las manos, contienen numerosas terminaciones nerviosas que aportan información sobre el entorno y, antes de empezar a andar, es tan importante la información que viene de los pies como la que viene de las manos. Por ello y para facilitar que se autodescubran es interesante que los pies de los bebés estén descubiertos. Lo ideal sería poder tenerlos desnudos, no hay mejor manera de conocerse que verse y tocarse, pero ante el frío, mejor los tapamos y, si es necesario tapar también los pies, que sea con unos calcetines.

Bebé que se gira

Entre los 3 y los 6 meses, los bebés aprenden a girar sobre si mismos, pasando de boca arriba a boca abajo y viceversa, y vuelve a cobrar importancia el llevar los pies descubiertos o, como mucho, con calcetines. A ser posible, que sean calcetines con antideslizante en la planta y también en el empeine. El antideslizante ayuda a que se parezca más a la reacción del pie desnudo contra el suelo, que da un soporte que permitirá, en breve, desplazarse. Así, aunque eliminemos la parte sensitiva con el calcetín, mantendremos la función.

Bebé desplazándose

Entre los 6 y los 12 meses aparece el desplazamiento por arrastre y el gateo para, entre los 9 y los 18 meses, dar sus primeros pasos. En todas estas etapas lo ideal es ir descalzo.

Para el desarrollo de la marcha es necesario fortalecer todo el cuerpo y el complejo piernas – pies es un elemento fundamental. Llevar unos zapatos que aprieten, con bultos en la planta, un puente que no corresponde a esas edades, que sujeten el tobillo… Solo sirve para dificultar el desarrollo del movimiento normal porque aporta falsas informaciones al cerebro y, al cambiar el zapato, se desmorona todo el esquema mental.

Un ejemplo concreto es cuando ponemos unas botas que sujetan por encima del tobillo. El peque camina con más seguridad porque su sistema nervioso siente que hay estabilidad en la articulación del tobillo pero el día que cambiamos por otro tipo de zapato sin esa sujeción extra, si hace poco que camina, gateará, y si es ya mayorcito, probablemente se canse o se caiga más de lo normal. Interpretamos que los zapatos nuevos no le van bien y volvemos al modelo anterior. Pero el problema es que ese modelo que sujeta por encima del tobillo dificulta o impide que se desarrolle la musculatura del complejo tobillo-pie.

Con el tiempo, el desarrollo muscular y los impactos repetidos de los pasos al andar se van desarrollando los arcos plantares pero si el desarrollo muscular o el impacto recibido en la planta del pie es anormal (cuanto más se aleje de pisar con el pie desnudo, más anormal es), tampoco habrá un desarrollo normal de estos arcos, con las dificultades que pueden seguirle a eso.

Entonces, ¿qué zapatos le pongo?

Así pues, las recomendaciones actuales son:

  • Descalzos siempre que sea posible.
  • Con calcetines si hay que proteger del frío.
  • Si también hay que proteger de golpes o rozaduras, zapatos con las siguientes características:
    • Zapato ligero.
    • Suela flexible: con una mano hay que poder juntar puntera con talón (mira el vídeo).
    • Suela antideslizante.
    • Planta lisa.
    • Libertad de movimiento del tobillo, la parte trasera llegará solo justo encima del talón.
    • Amplio, con puntera redondeada y ancha: los dedos no deben rozar.
    • Transpirable.
    • Bien sujeto al pie: esto quiere decir que debe acompañar al pie en cada paso, sin separarse. Zuecos, chanclas,  bailarinas… no son recomendables porque da la sensación de que se escapan y los dedos hacen un trabajo extra intentando sujetar el zapato.

Bibliografía de este artículo (o de dónde he sacado la información)

Espero que te haya resultado interesante el post y este nuevo apartado del blog.

¿Tus peques son pies descalzos o pies tapados? En casa el único aficionado a los zapatos es el papi, los peques y yo, pies descalzos.

¡Hasta el próximo post!

16 opiniones en “Zapatos, ¿qué le pongo a un bebé?”

  1. Buena información este post! Mi hijo mayor ha tenido (al igual que yo de niña) problemas con los pies. Va con platillas y el especialista justo nos dijo al revés: suela dura y zapato alto. Pero es verdad que en los más pequeños, si no tienen ningún problema, mejor zapato fexible. Aunque yo que soy muy yoging siempre abogo por los pies descalzos lo más que se pueda!
    Un bedo guapa

    1. Claro, el post está escrito en caso de niños sin ningún tipo de alteración. Si hay algún problemilla de por medio sí son útiles más sujeciones.
      Gracias por leerme y por comentar.
      Un abrazo!

  2. Un post muy completo y útil. Personalmente soy pro pies descalzos así que el peque zapatos lo justo y necesario. Ahora que camina usamos zapatillas de suela flexible por la calle y en casa descalzo o con calcetines. Es lo mejor. Ya me gustaría a mi ir descalza por la vida, con los pinreles al aire 😄

  3. 100% de acuerdo con la filosofía de andar descalzo, es lo mejor para los peques.
    Cuando hay que proteger los pies de las inclemencias del tiempo o de las irregularidades del terreno, calzado de suela blanda…sin duda.

    Nuestra pequeña y joven marca de zapatitos de bebé intenta seguir la filosofía: “Cómo andar descalzo”…y nuestras mamis feroces y sus bebés están encantadas.

  4. Hola yo soy zapatera , y a raíz de nacer mi hijo desarrollé zapatoFEROZ con el concepto que estás describiendo , espero que les guste 😍😍😍

  5. Con mi primer hijo tenia mil y un zapatos . De todos los colores combinables, altos, bajos, duros……y ahora leyendo tu post me doy cuenta de lo que dices de la confusión del cerebro. Recuerdo que unos días andaba muy bien, al siguiente a tropezones, al otro a gatas…..en fin!!!!
    Con el peque nos informamos mejor y ha ido mucho descalzo. Ahora mismo solo tiene un par de calle y unas zapatillas de tela con antideslizante para casa. Con el de calle hemos preferido invertir en unos de calidad que en 3 baratos.
    Muy buen post Marina para recordar que los pies de nuestros bebes tienen mucho mundo que recorrer y mejor cuidarlos desde el principio.

    1. Me alegro de que te haya gustado el post.
      Con lo de tu primer hijo, seguro que igual que con el segundo, seguro que decidiste lo que creías que era mejor para él en ese momento.
      Gracias por leerme y por comentar.
      ¡Un abrazo!

  6. Esta super bien explicado. Se lo voy a mandar a mi madre a ver si entiende que necesitan ir descalzos y no se van a morir de una neumonia! 🙈🙈😂
    No se si los conoces pero a nosotros en la guarde nos piden k les llevemos con zapatos del tipo attipas. Que es un calcetin con suela.
    Un abrazo!!!

    1. Las attipas son geniales, protegen la planta, dedos y talón y dan libertad de movimiento 😊
      Me alegro de que te haya gustado.
      Gracias por comentar y abrazo de vuelta!

  7. 100% de acuerdo con todo lo que has dicho. Cuando llegò la hora de calzar a mi primer hijo no había muchas opciones de calzado respetuoso con cada momento de desarrollo, pues no es lo mismo un bebé que gatea, da sus primeros pasos, está consolidando la marcha, etc y es muy importante un calzado adecuado a cada etapa, pues influye en su salud presente y futura. A raíz de esto, creé mi web, para poder aglutinar todas las marcas de zapatos más acordes con esta filosofía y calidad, y preocupándome sobre todo de la salud de los peques. Como bien ha dicho una mami, mejor un par bueno que tres malos 😉 comparto tu posta en mi face con tu permiso.

    1. Hola! Ahora he pasado por tu web. Me gusta el proyecto 😊
      Por supuesto que tienes permiso para compartir el post donde quieras, para eso escribo, para que se lea.
      Un saludo y gracias por leerme y por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Marina Coll Fornés
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://www.tallatambcor.com/aviso-legal/.