Tratamiento del cólico del lactante según la fisiomami

Respuesta corta

El tratamiento del cólico del lactante que es efectivo en el 100% de los casos es el paso del tiempo.

Sigue las recomendaciones de su pediatra, pues en un número limitado de casos, mejoran con determinadas intervenciones, pero la única solución real a los cólicos del lactante es el paso del tiempo.

Respuesta larga

Qué son los cólicos del lactante

Existe consenso en definirlos como llanto intenso que se da:

  • al menos 3 horas al día.
  • 3 días a la semana.
  • durante al menos 3 semanas.
  • en bebés sanos y bien alimentados.
  • entre los 15 días de vida y los 4 meses.

Además, ese llanto debe cumplir una serie de características también:

  • Origen desconocido, empieza y termina sin saber por qué.
  • Inconsolable: no paran por lo que haces, aunque varíe la intensidad.
  • Diferente del llanto “normal”, más intenso.
  • El bebé contrae todo el cuerpo repetidas veces mientras llora.

Causas

No se conocen las causas, únicamente se describen algunos factores que parecen estar relacionados con su aparición. Son los siguientes:

  • Factores gastrointestinales: alergia a las proteínas de la leche de vaca (APLV)(pequeña parte), inmadurez del aparato digestivo que dificulta la expulsión de gases, alteraciones en la flora bacteriana intestinal y presencia de estreñimiento.
  • Factores psicosociales: excesiva estimulación del bebé, respuesta excesiva a su llanto, cambios frecuentes de rutinas, cansancio e inexperiencia de los padres (más frecuente en el primer hijo) y hipersensibilidad del bebé a los estímulos.

Tratamiento del cólico del lactante

El pediatra es quien debe diagnosticar el cólico del lactante tras descartar cualquier patología que esté provocando malestar al bebé. Ningún otro profesional sanitario está capacitado para descartar otras patologías, y muchísimo menos, una persona sin titulación oficial.

También será su pediatra quien indique los pasos a seguir, pero en rasgos generales, estas son las indicaciones que dará y que están respaldadas por la evidencia en mayor o menor medida:

  • En caso de APLV, pasar a fórmula hidrolizada si toma lactancia artificial y restringir el consumo en la madre en caso de lactancia materna, puede mejorar los cólicos de estos bebés.
  • Si toma leche materna, esperar a que se suelte del primer pecho y luego ofrecer el otro, pues la leche del final de la toma es más rica en grasa y los sacia más.
  • Se puede utilizar la reducción de la estimulación del bebé. Tiene poca evidencia, pero no hay efectos negativos.

¿Y los masajes? ¿Las manipulaciones craneosacras quizás? ¿Y las fascias? ¿O el método Rubio?

No hay evidencia de que nada de eso funcione. Se han estudiado el masaje abdominal, masaje infantil, manipulación espinal, manipulaciones osteopáticas y quiroprácticas y acupuntura sin obtener claros beneficios en ningún caso. Puedes revisar las referencias que pongo más abajo.

Que la persona que me vende la terapia me diga que con un masaje va a conseguir mejorar la función intestinal, que se sospecha inmadura, o que me diga que en el parto acumuló tensiones y le salen ahora, con 2 meses, y que en unas sesiones se las quita… No está avalado por la ciencia, así que no acepto que me cobren por ello.

En cuanto a medicación, plantas, homeopatía, flores de Bach… No está demostrada su seguridad ni su eficacia, de hecho algunas preparaciones, como las que contienen anís estrellado, son peligrosas para el bebé. Además, hasta los 6 meses, lactancia exclusiva y solo los medicamentos recetados por su pediatra.

Quizás conoces algunos de los métodos que comento que no funcionan o que no está muy claro que lo hagan, y puede que te hayan funcionado o que conozcas a alguien que cuente maravillas de los mismos. Ante estos casos no podemos perder de vista que el efecto placebo también aparece en los padres que sienten estar haciendo algo por su peque.

¿Pagarías por una vacuna que la ciencia dice que no funciona, pero quien te cobrara por ella te dice que sí es efectiva? Yo no, así que no se lo compro. Y antes de comercializarla lo normal es que demuestren que funciona, no tener que demostrar que es inútil cuando ya están cobrando por ella…

Entonces… ¿qué hago?

  1. Consulta con su pediatra para que descarte que sea algo fisiológico. Como decía antes, es la persona indicada para diagnosticar los cólicos del lactante.
  2. Intenta disminuir la estimulación, hacer una especie de “introducción a la noche” a partir de las 18-19h. Si está más relajado al llegar la “hora bruja” los llantos pueden ser menos intensos.
  3. Ármate de paciencia. Pasará, aunque ahora parezca eterno en torno a los 4 meses desaparecerán así como llegaron.
  4. Puedes portearlo (porteo ergonómico) si os sentís mejor los dos. Hay estudios que indican que la ansiedad de los padres disminuye al portear y la posición vertical les ayuda a evacuar gases, además de que el contacto calma. Todo ello evita que aumenten los lloros, aunque no desaparezcan.
  5. Si pide comida, si se calma al pecho o con el bibe, dáselo, aunque regurgite. Haz lo que creas que le hace sentir bien: tenerlo en brazos, mecerlo, cantarle, pasearlo en el coche o el cochecito… No lo vas a malcriar, lo estás acompañando.
  6. Si no puedes mantener la calma, intenta tener relevo. Si estás sola y sientes que pierdes la paciencia, déjalo en sitio seguro, sal de la habitación, respira hondo y vuelta a la carga.
  7. Los grupos de apoyo a la crianza pueden ayudarte a sentirte mejor. Busca apoyo si lo necesitas.

No existe un tratamiento del cólico del lactante, solo podemos acompañarlos y para hacerlo tenemos que sentirnos bien.

Mi experiencia

En el caso de mi hija mayor se unieron cólicos con un frenillo que le dificultaba la lactancia (esto lo supe muchos meses después). En resumen, lloraba las 24 horas del día, dormía mini períodos de 15 minutos para luego empezar otra vez lloro-cojo teta-suelto-lloro-cojo-lloro con teta en la boca… A los 2 meses pasamos a LA pero seguían los cólicos, así que sucumbí a probar flores de Bach.

A los 10 días se suponía que tenía que estar mejor y seguíamos igual, así que hablé con quien nos las había dado. Su respuesta fue que si no creía en ello, no iba a funcionar. Eso conectó mi neurona en estado comatoso por el sueño y la fragilidad emocional del postparto: si hay que tener fe no es un tratamiento, es una religión.

Con el peque hemos pasado cólicos y frenillo también, pero nos hemos ahorrado pagar timos. Lo del frenillo te lo contaré en otro post, pero los cólicos se le fueron igual que a su hermana, con el tiempo.

¿Han tenido cólicos tus peques? ¿También te propusieron remedios milagrosos?

Bibliografía consultada

Los famosos cólicos del lactante. Post en el blog Dos pediatras en casa (2017)

Cólicos del lactante. Post en En familia de la Asociación Española de Pediatría (revisado 2014)

El cólico del lactante. Post en Kidshealth (revisado 2016)

Manipulative therapies for infantile colic. Revisión Cochrane (2012)

Cólico del lactante. Artículo publicado en la revista Pediatría en Atención Primaria (2013)

Infantile Colic: Recognition and Treatment. Artículo en American Family Physician (2015)

A real world evaluation of a treatment for infant colic based on the experience and perceptions of 4004 parents. Artículo en British Journal of Nursing (2017)

He visitado también varias webs en las que se habla sobre el método Rubio, técnicas osteopáticas, quiropráctica, acupuntura y masajes como tratamiento del cólico del lactante pero mi ética profesional no me permite poner los enlaces porque se traducen en visitas y visibilidad.

4 opiniones en “Tratamiento del cólico del lactante según la fisiomami”

  1. Que sabia eres y que gran verdades cuentas!! Hay que difundirlo!!
    Yo no he sufrido de cólicos con mis bebés, pero se de madres que si y han hecho de todo y comprado de todo.
    Un abrazo

  2. ¡Genial post! Completo y claro… Muchas gracias por compartir, porque aunque a mí no me ha pasado (creo que sus lloros han sido normales) sé de mucha gente que recurre a infusiones, masajes y todo tipo de terapias… que no sirven para nada. Un abrazo

    1. Me alegro de que te haya gustado 😊
      Por eso mismo lo he compartido, porque gastamos tiempo, dinero y energías buscando una solución cuando la única que ha demostrado ser eficiente y no tener efectos secundarios, es el paso del tiempo.
      Gracias por comentar.
      Abrazo de vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Marina Coll Fornés
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://www.tallatambcor.com/aviso-legal/.