Todavía no anda… Hitos del desarrollo motriz del nacimiento a la marcha

Cuando tenemos hijos es inevitable preocuparnos por ellos, por si estarán bien, si estarán sanos, si tendrán algún problema que nosotros no sepamos percibir… Todo ello desde el mismo momento en que vemos el resultado positivo en el test.

Uno de los aspectos que vemos con facilidad es cómo van aprendiendo a moverse. Además, este desarrollo de habilidades motrices es algo sobre lo que en las revisiones pediátricas nos suele preguntar su pediatra o su enfermera.

¿Qué son los hitos del desarrollo motriz?

Los hitos del desarrollo son habilidades que el niño adquiere y que marcan el final de una etapa e inicio de una nueva. Reflejan la maduración del sistema nervioso que las hace posibles: estructuras cerebrales y circuitos que conectan el cerebro con el resto del cuerpo.

Los hitos del desarrollo motriz (o psicomotriz) son aquellos que se observan como movimientos y posturas. No son hechos aislados, sino que están relacionados unos con otros, ya que el desarrollo es un proceso continuo en el que la adquisición de un hito es la base para seguir avanzando hacia el siguiente. Por ejemplo, si no sostiene la cabeza estando boca abajo, no puede apoyar las manos y eso impide el gateo.

En este post voy a centrarme en el desarrollo motriz grueso del nacimiento a los 18 meses para no extenderme demasiado.

¿Por qué nos preguntan por ellos en la consulta de pediatría?

Porque realizar un seguimiento de los mismos da información sobre el desarrollo del bebé y ayuda a detectar niños que necesitan una evaluación más detallada.

Cualquier alteración debe valorarse con un test específico para derivar a diagnóstico y tratamiento precoz si fuese necesario, pues está demostrado que se obtienen mejores resultados cuanto antes se inicia el tratamiento.

¿Cuándo han de darse?

Aquí es donde aparecen los conflictos y es que entre la vecina, el abuelo, la tía, el primo, lo que has leído, la pediatra y la enfermera parece que no se ponen de acuerdo. Bueno, sí, están de acuerdo en que no va en el tiempo que le toca. Unos dirán que va muy rápido, otros que va muy despacio. Y estos últimos empezarán a preguntarte si es normal, si lo estimulas, si hace “sus ejercicios”…

Por si no quieres seguir leyendo: a no ser que te lo indique un profesional por sospecha de algún diagnóstico, no necesita ejercicios ni ninguna estimulación más allá de un entorno en el que se le integre y se le permita moverse y explorar.

Si decides seguir leyendo, te cuento que no hay unas edades fijas, sino rangos de edad, y que, además, existen variantes de la normalidad, como no gatear o andar de puntitas al principio. También serían variantes de la normalidad aquellos que siguen movimiento libre, pues empezarán volteando de boca arriba a boca abajo y probablemente se sentarán solos una vez han aprendido a gatear (aún así, son capaces de mantenerse sentados a la edad que corresponde si los colocas en esa postura).

Edades, rangos de edad y señales de alarma

Edad Hito del desarrollo motriz Rango de edad Señal de alarma
1 mes Boca abajo levanta la cabeza.
3 meses Boca abajo se sostiene sobre los brazos y levanta la cabeza. 2 – 4 meses Boca abajo no sostiene la cabeza.
4 meses Intenta coger objetos y, cuando lo consigue, se los lleva a la boca. 4 – 6 meses
5 meses Juega con manos y pies, que también se los lleva a la boca.
6 meses Voltea en los dos sentidos (boca a arriba a boca abajo y viceversa). No tiene interés en coger objetos o no usa una de sus manos.
7 meses Se mantiene sentado con apoyo de manos.
8 meses Lanza objetos y se arrastra.
9 meses Golpea dos objetos y se mantiene sentado sin apoyo. 4 – 12 meses (sedestación) No se sostiene sentado con apoyo o no se interesa por mirar/tocar cosas.
10 meses Gatea y se pone de pie.
11 – 12 meses Anda agarrado. No se sostiene de pie agarrado a un mueble a los 12 meses.
14 meses Anda solo o empujando un objeto. 8 – 18 meses (andar solo)
16 meses  Juega a lanzar la pelota.
18 meses Ayuda a desvestirse, sube escaleras gateando, es capaz de agacharse y levantarse sin apoyo y empieza a correr y saltar un escalón. No camina, no sube escalones gateando.

Además de tener en cuenta estos rangos de edad para tipificar la normalidad, hay que tener en cuenta que en caso de bebés que nacieron prematuros debemos aplicar la edad corregida hasta los 2-3 años.

Tampoco se puede olvidar que la alteración de uno de estos hitos no tiene por qué significar un problema, sino que puede resolverse con el tiempo y/o con tratamiento.

En la imagen que aparece al principio del post están reflejados algunos de los hitos del desarrollo motriz y las edades a las que la OMS considera normal que se adquieran. Aparece en lila la franja de edad con mayor frecuencia de niños y las rallitas que sobresalen serían las “colas”, en las que un porcentaje muy pequeño adquiere estas habilidades y siguen siendo niños sanos.

¿Cómo lo aprenden?

Ya he comentado que es un proceso continuo, no va “a saltos” y, aunque variable en la edad de cada niño, sí suele presentar la misma secuencia en todos.

La adquisición de las habilidades psicomotrices depende de la maduración del sistema nervioso, de los órganos de los sentidos y del entorno. Así, una alteración en cualquiera de estas tres áreas puede acarrear problemas en el desarrollo de los pequeños.

A veces nos dicen que tenemos que estimular a los niños y lo entendemos como la necesidad de realizar ejercicios con el pequeño para que aprenda a moverse, pero las acciones de estimulación consisten en utilizar el ambiente y las interacciones cotidianas para que el niño asiente las bases y pueda desarrollar sus capacidades. No se trata de enseñar, entrenar o presionar al pequeño. Únicamente hay que darle la posibilidad de moverse y lo hará.

¿Cómo darle esa posibilidad de movimiento? Te lo contaré en otro post, que este ha sido denso.

¿Tus peques cumplieron a raja tabla con las edades medias? ¿Te “asustó” algún profesional sanitario antes de tiempo?

Fuentes consultadas

2 respuesta a “Todavía no anda… Hitos del desarrollo motriz del nacimiento a la marcha”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Marina Coll Fornés
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://www.tallatambcor.com/aviso-legal/.