Galletas de mantequilla – Adviento 2016

Hoy os contamos otra de las actividades que hemos hecho del calendario de Adviento del blog De mi Casa al Mundo, las galletas de mantequilla, una actividad que además es Montessori totalmente al ser cocina y, por lo tanto, vida práctica. La autora enlaza la receta como las galletas de más fáciles del mundo, aunque yo diría más fáciles y más requetebuenas, ¡qué poco duraron!

La receta la tenéis pinchando en el enlace un poquito más arriba, yo os cuento lo que trabajan los peques al hacerla y cómo nos fue a nosotras, que por cierto, las hicimos sin vainilla, que tenemos familia con alergia y ya no entra en casa 😅.

Destrezas que se trabajan

  • Formas de medir en niños mayores: en esta receta cantidad (3 huevos) y peso (250g de harina).
  • Conteo en niños más pequeños: 3 huevos.
  • Trasvases en el momento de pesar los ingredientes.
  • Partes de un huevo: solo utilizamos la yema.
  • Fuerza de dedos, mano y muñeca con el amasado, el estirar con el rodillo y el cortar las galletas.
  • Creatividad al hacer las galletas: puedes usar moldes o cortarlas y decorarlas o no.
  • Es una introducción a la química por las transformaciones que se producen con el amasado y la cocción.

Nuestra experiencia

En otras recetas anteriores ya he comentado que a la peque le encanta pulular por la cocina y poner las manos siempre que se le deja y que no ha encontrado algo mejor que hacer, que también pasa que a veces le propongo preparar algo o ayudarme a cocinar y la respuesta es un “nooooo” rotundo.
Analizando punto por punto las destrezas que trabaja esta receta, en casa tenemos lo siguiente:

  • Solo tiene 2 añitos recién cumplidos, por lo que no entiende de medidas de peso ni de contar. El contar huevos no es realmente contar, repite los números que tú vas diciendo y más o menos sabe el orden hasta 10 pero no tiene todavía el concepto de cantidad desarrollado.
  • En los trasvases sí disfruta, los hacemos con cuchara en el momento de preparar las cantidades en cada recipiente, y directamente del recipiente pequeño al grande al mezclar los ingredientes. Siguiendo el método Montessori, lo ideal es sacar primero todos los ingredientes, hacer todas las mediciones, recoger y mezclar, recoger y cocinar.
  • Las partes del huevo tampoco las vemos mucho, se lo cuento y escucha pero nada más.
  • Mezcla con cuchara, amasa y, por primera vez, ha conseguido usar un poquito decentemente el rodillo y ha conseguido cortar y coger algunas galletas con el cortapastas.
  • Al ser tan peque hemos usado moldes y no las hemos decorado, pero ella ha sido la encargada de decidir dónde iba cada una de las galletas pequeñas en la llanta.
  • No sabiendo contar, la parte química queda en observación, que es el primer paso.
Las galletas quedaron de rechupete. La foto que encabeza el post es de las galletas ya cocidas, que nos gustan así blanquitas, pero si gustan más doradas, se les puede dar la vuelta un ratito antes de que esté cocidas, o bien pintarlas con huevo antes de hornear.

Cuando saque otro ratillo os cuento cómo hicimos nuestros árboles navideños para adornar la ventana. Espero que haya sido útil el post y os esperamos en comentarios, likes y, si nos dejáis correo electrónico, recibiréis los post sin tener que estar pendientes de las redes.
Un abrazo y casi feliz Navidad 😘

Hoy cocinamos… Bizcocho de yogur con frambuesas

Bienvenidos una semana más a nuestro blog con nueva receta para hacer con los peques de la casa que, además, soluciona meriendas . La receta del bizcocho de yogur es aprendida de una de las abuelas del pequeño duende, aunque sé que es muy típica y seguro que mucha gente la hace y que hay varias versiones, no tenemos autoría oficial a quien atribuirla.

Como siempre, antes de empezar a cocinar, hay que preparar lo que vamos a necesitar, tanto en material como en ingredientes y, lo ideal, es organizarlo de izquierda a derecha y de arriba abajo según su orden de uso y con las cantidades medidas antes de empezar a mezclar. En casa somos un poco anárquicos y poco rígidos en estos aspectos, como ya se habrá visto en otros post.

Material necesario

  • 2 boles, uno para mezclar y otro para montar las claras (no es imprescindible hacerlo).
  • Cuchara o espátula para mezclar.
  • Separador de claras. No es imprescindible pero permite participar más al niño.
  • Pincel de cocina para ayudarnos a untar el molde. Tampoco imprescindible.
  • Varillas para montar las claras, y si me apuras para no mezclar a mano los ingredientes . Veo más Montessori hacer las dos cosas a mano, pero hay bebés muy peques que solo tienen paciencia para ir echando los ingredientes pero no para mezclar y otros, no tan pequeños, como el pequeño duende, que no tiene paciencia para mirar mientras su madre monta las claras y, todo sea dicho, cansa menos con la batidora.
  • Molde redondo para hornear.

Ingredientes

  • 1 vasito de yogur natural.
  • 3 huevos, separando claras de yemas.
  • 2 vasitos de yogur de azúcar.
  • 2 vasitos de yogur de harina.
  • Casi un vasito de yogur de aceite. En una de las imágenes se ve cuánto lo llenamos nosotros.
  • 1 sobre de levadura química. En la imagen sale la marca Canario, equivale a levadura Royal o la marca que uséis habitualmente.
  • Frambuesas, que no salen en la foto porque estaban todavía en el congelador. Despistes que tiene una preparando recetas…

Elaboración

  • Precalentar el horno a 160ºC.
  • Montar las claras a punto de nieve y reservar.
  • Incorporar los ingredientes en el bol limpio mientras los vamos mezclando: yemas de huevo, yogur, azúcar, aceite, harina con levadura. Mezclar todos estos ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Añadir a la mezcla las claras montadas que habíamos reservado.
  • Untar el molde con un poco de aceite y harina.
  • Verter la mezcla en el molde y añadir frambuesas al gusto de los cocineros.
  • Hornear a 160ºC durante unos 20 minutos a media altura o hasta que al pinchar el bizcocho con un cuchillo, éste salga limpio.
Los peques participan en la medida de sus posibilidades, apetencia y habilidades. En casa, con 23 meses recién cumplidos, ella colabora en lo siguiente:
  • Va a buscar los boles al armario y los lleva a la zona donde cocinamos.
  • Le damos y también lleva el resto de material y los ingredientes “de bajo riesgo” (los huevos no, que además le hace gracia cuando se rompen y es alto riesgo; y el paquete de harina de 5kg tampoco lo lleva ella).
  • Vierte todos los ingredientes en los boles.
  • Sujeta el separador de claras mientras cascamos el huevo.
  • Llena el vasito de yogur de azúcar y de harina con una cuchara.
  • Colabora en el llenado del vasito con el aceite.
  • Mezcla los ingredientes.
  • Pone algunas frambuesas.
  • Huye hacia el sofá cuando hay que poner en marcha la batidora eléctrica y regresa cuando has terminado con ella .
  • Por supuestísimo va catando casi todos los ingredientes y mezclas que se puedan hacer.
Si os ha gustado la receta, o si os gusta el contenido del blog, suscribiros y/o seguidnos en RRSS (Facebook, Instagram o Pinterest), nos haréis un poquito más felices. Os esperamos también en los comentarios.
Gracias por estar ahí, un abrazo y hasta la próxima

Hoy cocinamos… Burritos de pollo y champiñones

Otra receta para esta semana. A los papis nos encanta, pero a la peque las tortillas de maíz no le van y se come solo el relleno, aunque le encanta ayudar a hacer los rollitos (por eso no hay foto de ese paso, necesitamos un trípode
En este caso es una parte mix y otra inventiva tras haber buscado recetas que incluyeran pollo, champiñones y queso para untar, así que no hay web de referencia para la receta y la tenéis aquí completita.

Habilidades que se trabajan

Al ser cocina, las mismas que en recetas anteriores, trasvases, pinza, uso de instrumentos (cortar, mezclar, pesar)… y tiene especial importancia por formar parte de la vida práctica y por ser una actividad necesaria diariamente que, además, nos permite mantener una mejor salud y un mayor control sobre lo que comemos.
En nuestro caso algunas cosas no son muy Montessori, por ejemplo, utilizamos plástico en los cuchillos porque consideramos más importante la seguridad que la autonomía a una edad tan temprana, nos cuesta seguir el orden estricto de izquierda a derecha y de arriba a abajo (lo intentamos, pero cuesta), y no está “prohibido” comer mientras cocinamos, de hecho este día en concreto, la peque vio los tomates antes de haber terminado de cocinar y estuvo comiendo mientras no podía participar en la receta, tampoco nos preocupa, preferimos que coma 10 tomates y deje la tortilla de maíz, siempre serán más sanos que algo envasado.

Ingredientes

  • 1 paquete de tortillas de maíz
  • 1 pechuga de pollo
  • 100g champiñones
  • 100g queso para untar
  • aceite o mantequilla para cocinar
  • sal y pimienta

Elaboración

  • Lavar los champiñones, cortarlos en cuadraditos y ponerlos en una sarten con aceite o mantequilla fundida.

  • Mientras se empiezan a cocinar los champiñones, cortar la pechuga en cuadraditos y agregarla a la sartén.

  • Cuando el pollo está hecho, añadir los 100g de queso para untar y mezclar bien.

  • Una vez el queso se ha fundido y ha quedado bien repartido, salpimentar al gusto y retirar del fuego. Salpimentamos al final porque así se mantiene más el sabor y no consumimos tanta sal.
    Una que vio tomatitos cherry y no pudo resistirse
  • Rellenar las tortillas, emplatar y ¡a disfrutarlo! Nosotros lo acompañamos en esta ocasión con tomatitos cherry, así le ponemos la parte vegetal
La deconstrucción del rollito

Y eso es todo por esta semana. Como siempre, os esperamos en likes, comentarios, correos, seguidores, o el medio que más os apetezca. Un abrazo y hasta el próximo post